martes, 21 de diciembre de 2010

colo colo siempre es lo mejor lo que a pasado en la historia de chile

El Club Social y Deportivo Colo-Colo es una institución dedicada al fútbol profesional con base en la ciudad de Santiago, Chile. Fue fundado el 19 de abril de 1925 por un grupo de ex futbolistas del Club Social y Deportivo Magallanes, liderados por David Arellano. Desde 2005 es administrado por la sociedad anónima Blanco y Negro S.A. bajo un sistema de concesión.4
5b415a0a74765006f122f979f487f751Los colores que identifican al club son el blanco y el negro, los cuales utiliza en su uniforme desde su fundación. En lo que respecta a su escudo, ha mantenido los colores de la bandera de Chile y a inicios de los años 1950 incorporó la figura de un mapuche como emblema de la institución.
Comenzó su actividad futbolística en el año de su constitución como parte de Liga Metropolitana, y entre 1927 y 1933 formó parte de la Asociación de Fútbol de Santiago, tras la reunificación de las federaciones rectoras del fútbol chileno en 1926.5
En 1933, fue uno de los ocho clubes fundadores de la Liga Profesional de Fútbol, antecedente de la Primera División de Chile. Desde entonces, Colo-Colo ha sido el único equipo que ha disputado todos los campeonatos oficiales de la misma.6
Hasta la fecha, es el equipo que ha ganado más campeonatos en Chile (con 29 títulos nacionales), mientras que a nivel internacional fue el primer conjunto chileno en obtener un certamen oficial y el único que ha conseguido la Copa Libertadores de América, en el año 1991.
Ejerce como local en el Estadio Monumental, recinto ubicado en la comuna de Macul y con una capacidad de 47.017 espectadores.1 Cabe destacar que Colo-Colo es, junto a Universidad Católica, Unión Española y Huachipato, uno de los cuatro equipos chilenos que poseen un estadio propio.7
Colo-Colo cuenta con un filial del primer equipo de fútbol, denominado Colo-Colo B, la cual ha competido intermitentemente al margen de las competiciones de reserva, siendo su última participación oficial en Tercera División en el año 2007. Posee asimismo una gran cantidad de filiales y escuelas deportivas a lo largo del país.8
Adicionalmente, el club cuenta con una sección filial en el fútbol femenino, denominada Colo-Colo femenino, creada el 30 de septiembre de 2007 y que desde 2008 milita en la Primera División de fútbol femenino de Chile.
Su rival tradicional es la Universidad de Chile, club frente al que disputa el denominado Clásico del fútbol chileno o «Superclásico».
HISTORIA:
Fundación y era amateur (1925-1933)
A comienzos del año 1925 el Club Social y Deportivo Magallanes se encontraba en una grave crisis institucional, debido a problemas entre los dirigentes y algunos de sus futbolistas, quienes exigían una serie de reformas que habrían de convertir a Magallanes en un club profesional, entre ellas que los miembros del primer equipo quedasen excluidos del pago de las cuotas que la institución exigía a sus futbolistas mensualmente, el establecimiento de regímenes de entrenamiento semanal, la distribución de una equipación deportiva completa, así como mejorar la infraestructura y los servicios de salud.9 La oposición a estas ideas por parte de la directiva del club, antiguos futbolistas y socios provocó que los más jóvenes del equipo, liderados por David Arellano, renunciaran a la institución. Estos jugadores decidieron juntarse en el bar «Quita Penas», en donde se acordó que formarían un nuevo equipo. Tras una serie de reuniones, la fundación quedó sellada el 19 de abril de 1925 en el Estadio El Llano, cuando Luis Contreras escogió el nombre del cacique araucano «Colo-Colo» para el nuevo equipo.
En su primera temporada logró coronarse campeón de la Primera División de la Liga Metropolitana de manera invicta, ganándose el apodo del equipo «invencible».9 En el año 1927 Colo-Colo fue el primer equipo chileno que llegó de gira al Viejo Continente. El 2 de mayo de ese año, en un encuentro amistoso contra la Real Unión Deportiva de Valladolid en España, fue fuertemente lesionado el capitán y fundador de Colo-Colo, David Arellano, producto de un golpe que le causó una peritonitis, que al día siguiente lo llevó a la muerte.10 A pesar del gran impacto que significó el deceso de Arellano, el equipo ganó los campeonatos de Primera División de la Liga Central de Fútbol (Asociación de Fútbol de Santiago desde 1930) los años 1928, 1929 y 1930.
Durante los años 1931 y 1932 Colo-Colo sufrió una crisis institucional, causada principalmente por fuertes problemas financieros, que derivaron en la reducción de los incentivos económicos a los futbolistas del primer equipo, con la consecuente resistencia por parte de estos y de algunos dirigentes (véase Administración).
En el plano deportivo, el 8 de diciembre de 1932 Colo-Colo enfrentó a Audax Italiano por la última fecha del campeonato de la Asociación de Santiago, encuentro que sirvió además para dirimir al campeón del torneo. Sin embargo, debido al derrumbe de una tribuna del Estadio Italiano y la posterior trifulca por parte de los aficionados, el partido fue suspendido cuando Colo-Colo ganaba por 2:1, quedando así vacante el campeonato y dejando un saldo de al menos 130 heridos y 3 muertos.11 Otros autores, no obstante, señalan que el campeonato no quedó vacante, sino que fue otorgado tanto a Audax Italiano como a Colo-Colo.
Era profesional (1933-presente)

Plantel de Colo-Colo que consiguió el Campeonato Nacional de 1937.
Los Años 1930 continuaron con la formación de la primera Liga Profesional del país, idea conjunta creada con otros equipos de la capital. El Campeonato de Apertura de 1933 lo ganó Colo-Colo al derrotar en la final 2:1 a la Unión Española; pero en el primer Campeonato oficial, quedó con el mismo puntaje que Magallanes, obligando a disputar una final que ganaron los magallánicos por 2:1.14 En el año 1937 Colo-Colo obtuvo, de forma invicta, el primer título nacional de su historia,15 y en el año 1939 alcanzó su segundo campeonato bajo la conducción técnica del húngaro Francisco Platko, gracias al aporte del goleador Alfonso Domínguez, quien consiguió 32 goles en 24 partidos.16
En los Años 1940, aún bajo la conducción técnica de Francisco Platko, el club conquistó un nuevo título en 1941.17 Más adelante se alcanzaron los títulos de 194418 y de 1947.19 Este último título sirvió como base para que el club organizara el Campeonato Sudamericano de Campeones de 1948 en Santiago, campeonato precursor de la futura Copa Libertadores de América.20 Cabe destacar que en esta década Colo-Colo realizó la peor campaña de su historia, al terminar el campeonato de 1945 en penúltima posición.En los Años 1950, bajo la presidencia de Antonio Labán, se fichó al delantero Jorge Robledo, proveniente del Newcastle United inglés, quien guió al equipo a conquistar los campeonatos de 195322 y 1956,23 año en el que además se adquirió un terreno de 28 ha, ubicado en la comuna de Macul, iniciándose la construcción del futuro Estadio Monumental. Aparte de esta adquisición, el club compró una sede social en calle Cienfuegos Nº 41 en el año1953.
La década siguiente comenzó con la obtención de los campeonatos de 196024 y 1963,25 título que pasó a la historia, ya que en ese año se marcaron dos récords: el primero, la máxima cantidad de goles anotados por un club en una temporada (103 goles)26 y el segundo, la máxima cantidad de goles anotados por un futbolista en una temporada (Luis Hernán Álvarez, con 37 goles).27 También ese año significó romper con la tradición de jugar solo con chilenos, que venía desde 1944, por medio del fichaje del argentino Walter Jiménez. Hasta el final de la década, Colo-Colo solo realizó campañas irregulares en los torneos nacionales, que fueron dominados por la Universidad de Chile y la Universidad Católica, llevando a una sequía que terminó con la obtención del título de 1970, el décimo del club.En 1972, bajo la dirección técnica de Luis Álamos, y con figuras como Francisco Valdés y Carlos Caszely, alcanzó nuevamente el campeonato nacional29 y además, marcó el récord de promedio de asistencia de público en Chile: 45.929 personas por partido.30 Este equipo fue la base del llamado «Colo-Colo '73», el primer club chileno en llegar a la final de la Copa Libertadores de América, la cual perdió con Independiente de Argentina. Luego de este subcampeonato el equipo entró en una crisis deportiva e institucional (véase Administración) que se solucionó, al menos en el plano deportivo, con la obtención del título nacional de 1979, en donde destacaron futbolistas como Carlos Caszely y Severino Vasconcelos.31
En los años 1980 Colo-Colo obtuvo los títulos nacionales de 198132 y 1983,33 bajo la dirección técnica de Pedro García y los títulos de 1986 y 1989, de la mano del entrenador Arturo Salah. En esta década el club ganó también la Copa Chile en cuatro oportunidades. Por el contrario, la gran deuda de Colo-Colo estuvo en el campo internacional, donde pese a realizar buenas presentaciones, en las cuales llegó a ganar a São Paulo como visitante en 1987,34 solo consiguió superar la primera fase de la Copa Libertadores en 1988. A fines de la década, el 30 de septiembre de 1989, se inauguró de forma definitiva el Estadio Monumental, con un encuentro entre Colo-Colo y Peñarol, que terminó con triunfo de Colo-Colo por 2:1

La década de los años 1990 pasó a la historia del club por ser la década con más títulos conseguidos y por la obtención de los primeros torneos a nivel internacional. A mediados del año 1990 se contrató al técnico croata Mirko Jozić, con quien el equipo ganó su primer bicampeonato, al consagrarse campeón de ese año.35 El 5 de junio de 1991 el club conquistó su primer título internacional: la Copa Libertadores de 1991, tras derrotar a Olimpia de Paraguay por 3:0 en el Monumental, con dos goles de Luis Pérez y uno de Leonel Herrera, transformándose así en el único equipo chileno hasta el momento en ganar dicho torneo. Ese mismo año, perdió la final de la Copa Intercontinental en Tokio por 3:0 ante el Estrella Roja de Belgrado. En el ámbito local consiguió por primera vez un tricampeonato, al ganar el campeonato de 1991.36 Al año siguiente Colo-Colo se tituló campeón de la Recopa Sudamericana al derrotar por penales a Cruzeiro de Brasil y de la Copa Interamericana al vencer al Puebla de México. En 1993 Jozić consiguió su último título en Colo-Colo al quedarse con el campeonato nacional.37
Después de la salida de Jozić del club, Colo-Colo sufrió algunos años de inestabilidad, provocados por la disputa de la presidencia entre las facciones encabezadas por Peter Dragicevic y Eduardo Menichetti y que acabó con la elección del primero de estos, además una deuda en lento crecimiento. En el plano futbolístico estos problemas fueron paleados con la llegada del entrenador paraguayo Gustavo Benítez en 1995, que ganó con el club los torneos de 1996,38 Clausura 199739 y 1998,40 además de llegar dos veces a la semifinal de la Supercopa Sudamericana y una vez a la semifinal de la Copa Libertadores. No obstante, pese al éxito a nivel deportivo, en el plano institucional las malas gestiones económicas, así como el enorme gasto en refuerzos conllevaron que el club entrara en una severa crisis financiara.
Tras el alejamiento de Benítez en 1999, la década del 2000 comenzó con la etapa más negra del club en lo financiero, que tuvo su punto más álgido el 23 de enero de 2002, cuando la justicia decretó la quiebra del club (véase Quiebra de Colo-Colo) dejándolo a cargo del síndico Juan Carlos Saffie, cuya gestión permitió la continuidad de giro del club, necesaria para que Colo-Colo no perdiera su personalidad jurídica y sus bienes no fueran a remate. A pesar de estar en quiebra, el club se consagró campeón del torneo de Clausura 2002,41 de la mano del entrenador Jaime Pizarro y de un equipo casi completamente juvenil. En el año 2005 tomó la administración del club la sociedad anónima Blanco y Negro S.A., la cual concesionó todos los activos del club por 30 años, a cambio de pagar todas las deudas a través de un proceso de apertura en la Bolsa de Comercio de Santiago, a principios del año siguiente la justicia levantó definitivamente la quiebra.
Con Claudio Borghi como entrenador desde el año 2006 y con las buenas actuaciones de futbolistas como Matías Fernández, Jorge Valdivia y Humberto Suazo, Colo-Colo logró coronarse campeón del Apertura, al ganarle en la final a la Universidad de Chile en definición a penales42 y del Clausura 2006, al derrotar a Audax Italiano,43 además de llegar nuevamente a una final de un torneo internacional, la final de la Copa Sudamericana 2006, que perdió con el Pachuca de México tras empatar 1:1 en el Estadio Hidalgo y perder por 2:1 en el Estadio Nacional. Además, en octubre de ese año los albos fueron reconocidos por la IFFHS como el Mejor equipo del mundo del mes.44 Al año siguiente el equipo se coronó tricampeón por segunda vez en su historia tras ganar el Apertura 2007,45 y en la segunda parte del año logró ser el primer equipo chileno en alcanzar un tetracampeonato, tras adjudicarse el campeonato de Clausura 2007 al derrotar en la final del torneo a la Universidad de Concepción por 1:0 en el Municipal de Concepción y por 3:0 en el Monumental.46
Tras la renuncia de Borghi en marzo de 2008, fue Fernando Astengo quien guió a Colo-Colo a la final del Apertura 2008, que Colo-Colo terminó perdiendo ante Everton de Viña del Mar. Ya en el Clausura 2008, Astengo renunció a la banca alba tras una irregular campaña,47 siendo Marcelo Barticciotto su sucesor. Barticciotto condujo al club a su campeonato número 28, tras derrotar en la final a Palestino igualando 1:1 en el Nacional y ganando por 3:1 en el Monumental. Uno de los goles de la final de vuelta fue obra del delantero Lucas Barrios, quien igualó la marca de Luis Hernán Álvarez en 1963 con la mayor cantidad de goles anotados en una temporada por un jugador de Colo-Colo (37 goles).48
En el año 2009 Colo-Colo se convirtió en el primer equipo profesional en disputar un encuentro en la Isla de Pascua, al enfrentar al seleccionado local por la Copa Chile. Este partido, que fue catalogado por la FIFA como «el juego del siglo en Rapa Nui»,49 terminó con victoria para los albos por 4:0.50
Rivalidades:
Durante sus primeras décadas de existencia, el mayor rival de Colo-Colo fue Magallanes; de hecho, a lo largo de los años 1920 y 1930, fueron constantes los roces entre ambas instituciones tanto a nivel deportivo como dirigencial. Cabe destacar además, que ambos clubes no pactaron un encuentro amistoso hasta 1934.51 Con el transcurrir de los años, la rivalidad fue decayendo, a causa, principalmente, del pobre desempeño que tuvo Magallanes desde fines de la década de 1940.
A partir de finales de los años 1920, Colo-Colo también mantuvo una rivalidad con Audax Italiano, cuya raíz se encontraba en el buen desempeño que tuvieron ambos cuadros durante dicho período. La rivalidad se mantuvo hasta los años 1950, lapso en el cual se denominó al encuentro como el «Clásico Criollo», al involucrar a los únicos dos clubes que poseían una p
Durante la primera sesión formal de Colo-Colo, el 19 de abril de 1925, presidida por Juan Quiñones, se acordó que el club fuese administrado por un directorio encabezado por un presidente elegido por los socios, siendo el primero de estos Alberto Parodi.
A comienzos de la década de 1930, Colo-Colo sufrió su primera gran crisis, causada principalmente por fuertes problemas financieros e institucionales. Entre otras medidas, la diridencia optó, a fin de reducir los costos del club, por reducir los incentivos monetarios a los futbolistas del primer equipo, con la consecuente resistencia por parte de estos y de algunos dirigentes. Cabe mencionar que estos incentivos o remuneraciones se pagaban de forma ilegal, considerando que en aquel entonces el fútbol era una actividad oficialmente amateur, en lo que se denominó profesionalismo «marrón» o encubierto.57
A fin de solucionar los problemas de la Corporación, fue designado un comité a fin de reorganizar la institución, siendo este presidido por Fernando Larraín Mancheño. Sin embargo, al término de la administración de este fue elegido como presidente Ricardo Cortés Monroy, lo que provocó un fuerte rechazo por parte de los futbolistas del primer equipo, quienes incluso amenazaron con renuncias masivas al club. Posteriormente, en la junta general del 21 de enero de 1932, una parte de los socios declaró viciada la elección de Monroy, designando un consejo provisional para administrar el club encabezado por Carlos Haupt. No obstante, Fernando Larraín, quien a términos legales seguía siendo presidente de la Corporación, solicitó la intervención de la Asociación de Fútbol de Santiago (AFS), la cual se llevó a cabo el 22 de enero de 1932.11
Durante las dos décadas posteriores, el club tuvo una serie de problemas, tanto financieros como institucionales, destacando la renuncia de parte de la directiva de Robinson Álvarez 1947, quienes al momento de dimitir declararon que el club estaba al borde de la bancarrota,58 así como el caso de soborno que acabó con la expulsión por parte de la Asociación Central de Fútbol (ACF) del dirigente Luis Orellana en 1951.59 Pese a lo anterior, gracias a las gestiones realizadas por Pedro Foncea y posteriormente por Antonio Labán, el club continuó con su consolidación institucional, ampliando sus actividades deportivas con la creación de las ramas de baloncesto y patinaje. Asimismo, se establecieron servicios médicos y dentales para los socios, además de una biblioteca y diversos salones de entretenimiento.60
Tras el alejamiento de Labán en 1962, volvieron a producirse problemas internos en la institución, haciendo la situación insostenible hacia 1968, año en el que socios y dirigentes se dividieron en dos bandos, los adherentes y detractores del por entonces presidente Guillermo Herrera. Dicha situación desenvocó en sueldos impagos y una huelga por parte de los futbolistas. Finalmente la ACF (ANFP desde 1987) intervino la Corporación el 8 de febrero de 1968.61
Luego de repactar la deuda, a fines de 1969, la administración del club fue devuelta a los socios asumiendo la presidencia Héctor Gálvez, cargo en el que se mantuvo hasta 1976. Ese año, la elección por la presidencia del club enfrentó a Héctor Gálvez con Antonio Labán, ex presidente del club, quien contaba con el apoyo del presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) Tucapel Jiménez, reconocido opositor a la dictadura militar. Ante esta situación, el ente estatal de deportes DIGEDER decidió denegar el permiso para realizar las elecciones. El 2 de abril de 1976 la directiva de Colo-Colo fue formalmente destituida por el gobierno, entregando la administración de la Corporación al grupo económico BHC. Para justificar la intervención se arguyó la existencia de irregularidades en el club por un monto cercano a los US$300.000 de la época. No obstante, el fracaso del proyecto que buscaba convertir a los clubes de fútbol en sociedades anónimas, sumado a la deuda que arrastraba el club por la construcción de la obra gruesa del Estadio Monumental, provocó que BHC, quien había sido uno de los impulsores del proyecto anteriormente citado, dejase la administración, quedando el club sumido en serios problemas económicos. Finalmente, el 31 de enero la Asociación Central de Fútbol intervino nuevamente a la Corporación. Durante la primera mitad de los años 1980, las acreencias que contrajo el club generaron una severa crisis, la que fue solucionada en parte gracias a la ayuda financiera del Banco Estado y un contrato con Televisión Nacional de Chile por los derechos de transmisión de los encuentros.62
Luego de poco más de una década de relativa tranquilidad, tiempo en el que destacó el aumento del patrimonio del club, a fines de los noventa surgieron nuevos problemas económicos, provocados principalmente por la imposibilidad del club de mantener los grandes ingresos que percibió a inicios de la década, así como el enorme gasto en futbolistas y cuerpo técnico. Finalmente, la Corporación Club Social y Deportivo Colo-Colo fue declarada en quiebra el 23 de enero de 2002, por una deuda de cercana a los $22.000.000.000 (alrededor de US$30.000.000),63 asumiendo la administración del club un síndico de quiebras. Durante este proceso, la institución sufrió la venta de gran parte de su patrimonio, entre ellos la sede del club y el Teatro Monumental, que fueron a remate,64 así como la eliminación de sus distintas ramas no profesionales y el instituto de estudios para futbolistas del club.
Tras distintas iniciativas, entre las cuales estaba la venta de todos los activos del club, entre ellos el Estadio Monumental,65 y su transformación en sociedad anónima (proyecto denominado «Renacer Albo»),66 se decidió entregar la administración del club en concesión a la empresa Blanco y Negro S.A., por un periodo de 30 años, siendo aprobada la concesión por la junta de acreedores el 29 de marzo de 2005.
Finalmente, el 24 de junio se cerró el contrato entre la Corporación Club Social y Deportivo Colo-Colo y Blanco y Negro S.A., pasando este último a administrar todos los activos del club e iniciando sus operaciones el 1 de julio de 2008. Desde ese entonces, los socios dejaron de tener injerencia directa en las decisiones administrativas del club, recibiendo únicamente beneficios en plano económico, como la reducción en el precio de las entradas. Por otra parte, la pérdida de gran parte de las dependencias del club durante la quiebra, hacen que este no cuente con instalaciones para la masa societaria. No obstante lo anterior, cabe mencionar que la Corporación sigue existiendo como tal y mantiene el derecho de escoger a dos miembros de la mesa directiva de Blanco y Negro S.A.
Desde marzo de 2010, el cargo de presidente de Blanco y Negro S.A. es ejercido por Guillermo Mackenna, quien reemplazó a Gabriel Ruiz-Tagle.3
[editar]Escudolantilla totalmente nacional.
escudo:El primer escudo del club fue uno tricolor, buscando representar los colores de la bandera de Chile, el rojo, blanco y azul. Este escudo tenía el nombre Colo-Colo escrito en diagonal. Durante los años 1930, esta insignia se hizo más ancha en la parte superior para facilitar el bordado en la camiseta.
En sus primeros años, el escudo se utilizaba en actos oficiales como banderín, sin aparecer en la camiseta o ser usado en el uniforme, pero en encuentros internacionales o amistosos, era diferente. Este escudo mantenía los mismos colores, pero la parte superior tenía tres puntas, cosa que aún se puede ver en la insignia oficial actual. Entre otras características, tenía el nombre Colo-Colo escrito en forma diagonal y con la sigla «FC» dentro de la parte central del escudo. Este mismo diseño fue adoptado oficialmente en la camiseta durante la temporada 1947, para enfatizar el nombre oficial del club de esos años: Colo-Colo Football Club.
A principio de los años 1950, el escudo del club cambió de nuevo, gracias a la aparición del himno del club en los años 1940. Al mismo escudo anterior se le agrega como motivo central la imagen de un mapuche de perfil. Durante la década de 1970, gracias al protagonismo internacional del club tras llegar a la final de la Copa Libertadores 1973, se decidió mejorar la imagen del indígena, apareciendo con rasgos más toscos, marcando las mejillas y acortándole la nariz.
En el año 1988 se oficializó el actual diseño, estilizando los rasgos mapuches y buscando un balance entre estos rasgos y la estética. El club hizo de este escudo el oficial, ya que lo registró como marca comercial. Desde entonces, se ha utilizado dicho diseño, excepto en la temporada 1992, cuando se cambió el fondo azul por uno blanco.
Himno:
A lo largo de su historia Colo-Colo ha tenido varios himnos. El primero de ellos fue creado por el propio David Arellano el 26 de marzo de 1927 y fue una adaptación del corrido mexicano «La muerte de Pancho Villa». El primer himno oficial con coros y para banda militar fue una composición conjunta entre Carlos Casassus y Javier Renjifo y ejecutado por primera vez el 6 de noviembre de 1941 con motivo del encuentro entre Colo-Colo y River Plate, campeones de Chile y Argentina ese año respectivamente. Este himno tuvo un breve lapso de vida hasta ser reemplazado por el actual. «Como el Colo-Colo no hay» fue compuesto por Carlos Ulloa Díaz e interpretado por primera vez en 1943.
Desde entonces, ha sido versionado por numerosos cantantes y folcloristas, entre los que se cuentan Ester Soré, Pepe Aguirre y Porfino Díaz. Además se ha adaptado a diversos estilos musicales, siendo la mayoría de estos sonidos folclóricos o tonadas, como lo son la cueca, el corrido, la marcha, el tango, entre otros. Cabe mencionar que también es cantado habitualmente por los aficionados del equipo, normalmente en los momentos finales del encuentro.
En lo que respecta a la letra, y al igual que en los himnos previos, es posible hallar referencias a la identidad e integración nacional, algo muy común en Chile en los años 1930 y 1940, período marcado por un fuerte nacionalismo.
Adicionalmente al himno, existe un gran número de composiciones dedicadas al club. Entre las que se pueden citar, varias cuecas, entre ellas «Colo-Colo» de los Huasos de Pichidegua y «Cueca pa’l Colo-Colo» del cantautor Tito Fernández, quien también creó otras canciones en honor al club; tonadas, como la compuesta en los años 1920 por Críspulo Gándara y que llevo como nombre «A David Arellano»; un tango, en honor a la obtención del campeonato nacional de 1960; además de numerosas canciones en homenaje a la obtención de la Copa Libertadores en 1991.
Uniforme y colores:
Desde el día de su fundación Colo-Colo siempre ha mantenido su uniforme titular y, durante la historia, los cambios en su diseño han sido mínimos. El uniforme del club fue definido el propio día 19 de abril de 1925 por Juan Quiñones. Camiseta blanca, que representaría la pureza; pantalones negros, como símbolo de seriedad; medias negras con una franja blanca, no como un homenaje al uniforme de los marinos de la Armada de Chile como se señala tradicionalmente, sino porque Guillermo Cáceres, quien propuso este diseño, conocía vendedores clandestinos de productos de la marina en Valparaíso; y zapatos negros con una franja roja, según proposición de David Arellano. En los años 1940 Colo-Colo cambió el color de sus medias; de negras pasaron a blancas, aunque en algunos años se volvió a usar el color negro.9
Desde la trágica muerte de Arellano en Valladolid en 1927, la camiseta de Colo-Colo lleva una cinta horizontal de color negro, que representa el luto eterno de la institución a la partida de su fundador. Al comienzo, esta barra iba en la manga izquierda de la camiseta, hasta que en 1974 fue ubicada sobre la insignia del club. Debido a esto, durante los años 1930 el equipo recibió el apodo de los enlutados.67


El primer uniforme de recambio de Colo-Colo fue usado el 16 de octubre de 1927 y era de color verde.
En lo que respecta al uniforme alternativo, Colo-Colo ha usado diversos modelos y colores a lo largo de su historia deportiva. El primero de estos estuvo conformado por una camiseta de color verde, con pantalones y medias negras, utilizado por vez primera en el año 1927.
A partir de esta época, Colo-Colo cambió periódicamente su uniforme de recambio, hasta que a mediados de los años 1970 el club adoptó oficialmente un uniforme de color rojo, usando los mismos pantalones y medias del uniforme titular. Dicho modelo mantuvo con algunas modificaciones, como el cambio de color de las medias y los pantalones, hasta fines de la década de 1980.
El año 1988 fue la primera temporada en que el club usó una camiseta alternativa de color negro, junto a pantalón blanco y medias rojas. En el año 1992 las medias rojas pasaron a ser blancas y desde la segunda parte de los años 1990 el uniforme alternativo fue completamente negro. En el año 2010 se retomaron los pantalones blancos y las medias rojas, junto a la camiseta negra.
estadio:
Colo-Colo ejerce de local en el Estadio Monumental, del cual es propietario. El estadio fue inaugurado el 20 de abril de 1975,68 pero a causa de las pocas comodidades que ofrecía no volvió a ser utilizado hasta el 30 de septiembre de 1989.68 Tras diversas remodelaciones entre las que cabe mencionar la instalación de butacas en los sectores de tribunas en 2007, la capacidad del Estadio Monumental es de 47.017 espectadores.1 Se encuentra en la ciudad de Santiago, específicamente en la comuna de Macul. La cancha principal del estadio recibe el nombre de David Arellano.69
En los inicios del club, este jugaba de local en diversos recintos que no eran de su propiedad, como el Estadio El Llano, los Campos Sports de Ñuñoa, el Estadio de Carabineros y el Estadio Santa Laura. El 10 de mayo de 1946 Colo-Colo compró el Estadio de Carabineros —más conocido como «el Fortín Mapocho»—, el cual estaba clausurado por medidas de seguridad. La idea era hacer un nuevo estadio con capacidad para 30.000 personas, pero luego se desechó el proyecto ya que los terrenos no eran apropiados. Finalmente Colo-Colo vendió el estadio en el año 1947, venta que financió en parte la compra del terreno donde se construyó posteriormente el Monumental.
Con la inauguración del Estadio Nacional, el 3 de diciembre de 1938, se hizo cada vez más habitual que el club disputase sus encuentros en aquel recinto hasta la inauguración definitiva del Monumental en el año 1989, el cual por entonces contaba con una capacidad de 62.500 espectadores, la que fue reducida gradualmente por motivos de seguridad. Desde entonces, Colo-Colo utiliza el Estadio Nacional solo cuando no puede ocupar su estadio.
administracion:


El equipo de Colo-Colo levanta la copa del Torneo Clausura 2006.
y AHORA IMAGENES:


VEN COLO COLO EL MEJOR EQUIPO DE CHILLEEEE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada